· El trabajo de los actores en Vergüenza es grandioso. Malena Alterio y Javier Gutiérrez son dos intérpretes fuera de se­rie, con una capacidad intachable para hacer el ridícu­lo sin dejar de conmover al espectador.

El don de la oportunidad

A principios de este año Vergüenza se convirtió en una de las grandes triunfadoras de los Premios Feroz al ga­nar 4 galardones: mejor serie cómica, actor principal (Ja­vier Gutiérrez), actriz principal (Malena Alterio) y ac­tor de reparto (Miguel Rellán). No ha sido un gran año para la ficción televisiva nacional, y menos aún en la comedia. Teniendo en cuenta que el año pasado la gran triunfadora en esos apartados fue Paquita Salas, no hay duda que hemos salido perdiendo.

Jesús (Javier Gutiérrez) es un fotógrafo de bodas y bau­tizos, perdedor como pocos, y dotado con la habili­dad de meter la pata y provocar la vergüenza ajena. Es­tá con­vencido que lo suyo es triunfar con la fotografía artís­tica. Nuria (Malena Alterio), su mujer, está muy ena­mo­rada de él pero está empezando a perder la pacien­cia al no lograr que conecte con la triste realidad de su in­capacidad social y profesional.

Los creadores de esta serie son el extravagante y a ra­tos genial Juan Cavestany (Gente en sitios, Esa sensación, El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo) y el siem­pre insustancial y zafio director de comedias juveniles Álvaro Fernández Armero (Las ovejas no pierden el tren, Salir pitando).

Cuatro actorazos con exceso de “personaje”

El trabajo de los actores es grandioso. Malena Alterio y Javier Gutiérrez son dos intérpretes fuera de se­rie, con una capacidad intachable para hacer el ridícu­lo sin de­jar de conmover al espectador. Es una pareja ex­traña que ha creado un mundo paralelo donde los suegros son los únicos rehenes (estupendos Miguel Rellán y Lola Ca­samayor). Entre estos cuatro personajes hay gags muy divertidos y ácidos sobre situaciones incomodí­si­mas de torpeza social muy exagerada.

Vergüenza
Vergüenza (2017), de Álvaro Fernández Armero y Juan Cavestany

Desgraciadamente, la serie acaba siendo trivial y capri­chosa, sin ninguna entidad dramática en que apoyarse. No hay carne y hueso al que agarrarse, solo títeres que se moldean al extremo para que la escena tenga gra­cia. Además, la insistencia de Armero y Cavestany en fondear en aspectos grotescamente burdos es muy em­pobrecedora.

Sorprende que esta producción con tríos, bromas sobre pedofilia y desnudos frontales se aconseje como una se­rie recomendada para mayores de 12 años. Está claro que lo más difícil es hacer reír y lo más sencillo es acudir al humor grueso, pero pienso que en España hay creatividad de sobra como para que podamos presumir de una co­media tronchante e inteligente.

  • Creadores: Álvaro Fernández Armero, Juan Cavestany
  • País: España (2017)
  • Intérpretes: Javier Gutiérrez, Malena Alterio, Miguel Rellán, Vito Sanz, Lola Casamayor
  • Duración: 1 temporada (10 capítulos de 25 minutos)
  • Emisión en España: Movistar Plus
  • Público adecuado: +18 años (XD+)