Al límite de la verdad: Palomitas al poder

El guionista de El juego de Hollywood, de Altman, el director de fotografía responsable de Un domingo cualquiera, de Stone, Ben Affleck y Samuel L. Jackson… Muy buenas expectativas para Al límite de la verdad… que se quedan en eso, en expectativas.

Por lo que parece, el director de Notting Hill se ha acomodado en la línea de su galardonada película utilizando un registro de éxito para un guión de best-seller. Con una ética propia de algunos guiones moralizantes hollywoodienses, Michell lo intenta, pero no consigue convencer.

Las localizaciones, los planos y la dirección de fotografía chocan con unos personajes que se pierden en su propia historia. Un Ben Affleck maduro que no sabe quién es (ni al principio ni al final del filme), un Jackson poco creíble y una Toni Collette que es como Muriel (en su boda) con una interpretación aburrida y falseada, son las bazas del reparto.

Sinopsis: En circunstancias habituales, un atasco en hora punta en Nueva York no provocaría una reacción en cadena capaz de acabar con la vida de dos personas. Sin embargo, en este día en concreto, un pequeño choque convertirá a dos hombres en auténticos enemigos declarados.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Changing Lane, 2002)
  • Fotografía: Salvatore Totino
  • Música: David Arnold
Reseña
s
Laura García Pousa
Laura Pousa es guionista y doctora en Historia del Cine por la Universidad Autónoma de Madrid