Chappie: Cuesta abajo

Neill Blomkamp es District 9. El cineasta sudafricano tuvo un debut espectacular con esta película de ciencia ficción que, en cierto modo, cambiaba las reglas del género. Luego llegó Elysium, que se quedó en mitad de la tabla, ni frío ni caliente. Llegaba el turno de Chappie.

Había expectación por cómo abordaba Blomkamp la historia de un robot con sentimientos que crece en un peligroso mundo en que los agentes de policía han sido sustituidos por robots, mucho más eficaces para erradicar el crimen de la ciudad.

- Anuncio -

Chappie es bastante decepcionante, por decirlo suavemente. La cinta es una acumulación de personajes, temas y tramas que podrían haber resultado interesantes pero que nunca llegan a ser otra cosa que esperanzas frustradas. Ni uno de los personajes tiene fuerza y no se profundiza en ninguna cuestión medianamente profunda. Y, como suele ser habitual, el endeble guión y el desarrollo errático de las tramas se maquilla con persecuciones, explosiones y bombazos de todo tipo. Agotador. Esperemos a la siguiente…

Sinopsis

En un futuro no muy lejano, una opresiva fuerza policial mecanizada se encarga de patrullar el crimen. Pero el pueblo comienza a revelarse ante ello. Cuando Chappie, un policía androide, es robado y reprogramado, se convierte en el primer robot con la capacidad de pensar y sentir por sí mismo.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Trent Opaloc 
  • Montaje: Julian Clarke, Mark Goldblatt
  • Música: Hans Zimmer
  • Duración: 120 min.
  • Distribuidora: Sony
  • Público adecuado:+12 años (VD)
  • Estreno en España: 13.3.2015

EE.UU., 2015

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete