· Crítica Harriet, en busca de la libertad | Estreno 6 de marzo de 2020.
· Un personaje a quien no conocía, que me ha llevado a leer e investigar más, y que tan fielmente transmite el filme de Kasi Lemmons con la ayuda de la magnífica in­terpretación principal de la cantante y actriz Cynthia Eri­vo.

Crítica Harriet, en busca de la libertad: Una película necesaria

Harriet, en busca de la libertad se fue de vacío en la pasada gala de los Oscar. Era candidata a mejor actriz (Cynthia Erivo) y mejor can­ción, el emotivo góspel con que la joven avisa a su fa­milia en clave que va a huir. Había estado nominada a los Globos de Oro y a otros premios de la crítica, del Sin­dicato de Actores, etc.

Desde su estreno en EE.UU. ha recibido no pocas críti­cas de mediocre, sentimental y decepcionante. Quienes las lanzan consideran lamentable que con unos mimbres co­mo la inspiradora vida de Harriet Tubman no se haya he­cho algo mejor. Y yo me pregunto: ¿hay éxito mayor que haber llevado por primera vez al cine la hazaña de es­ta abolicionista que liberó a numerosos esclavos tras ha­ber escapado ella misma de la esclavitud en 1849? ¿Y que haya dirigido y co-escrito el filme un estadounidense afroamericano de Missouri? ¿Y que se trate de una actriz y directora mujer? ¿No es una proeza dentro de otra proeza, una metáfora del largo camino hacia la igual­dad?

- Anuncio -

Es cierto que hasta ahora Kasi Lemmons no tenía un historial reseñable –Black Nativity, Talk to Me, The Ca­veman’s Valentine, Dr. Hugo, Eve’s Bayou. Pero Harriet se­rá, a mi parecer, lo más destacado y valioso de su filmografía hasta hoy.

La directora se ciñe a los hechos de la vida de Tubman. Es lo propio de una primera versión de una vida co­mo ésta: darla a conocer, difundirla al gran público. Ya vendrán otras que la revisen, la amplíen, la vean des­de otro ángulo y aporten incluso una perspectiva posmoderna, más feminista, distópica e incluso «marve­lia­na». Porque realmente se trata de una heroína con ma­yúsculas.

Yo me quedo con la historia sencilla que me ha conmovido y maravillado. La de una esclava tímida y anal­fa­be­ta de Maryland llamada Minty que, tras ser amenaza­da con ser vendida y enviada lejos de su esposo y su fa­milia a la muerte de su patrón, huye hacia el norte en una larga epopeya repleta de peligros pero también de gente, co­mo los trabajadores del ferrocarril subterráneo, que le ayudan a llegar hasta Filadelfia. Minty es ahora una jo­ven valiente, resiliente que, creyendo que Dios la llama a volver a Maryland para salvar a su familia, regresa al sur para comenzar su gesta de liberación de más de setenta esclavos en 13 misiones.

Un personaje a quien no conocía, que me ha llevado a leer e investigar más, y que tan fielmente transmite el filme de Kasi Lemmons con la ayuda de la magnífica in­terpretación principal de la cantante y actriz Cynthia Eri­vo (Malos tiempos en el Royale, Viudas) y un reparto sol­vente y convincente, en el que incluso aparece el ma­ri­do de Lemmons, el actor Vondie Curtis-Hall, en el pa­pel del reverendo Green.

- Anuncio -

Ficha Técnica

  • Dirección: Kasi Lemmons
  • Guion: Gregory Allen Howard, K. Lemmons
  • Fotografía: John Toll
  • Montaje: Wyatt Smith
  • Música: Terence Blanchard (Canción: Cynthia Erivo, Joshuah Brian Campbell)
  • Intérpretes: Cynthia Erivo, Joe Alwyn, Janelle Monáe, Leslie Odom Jr., Deborah Ayorinde, Vondie Curtis-Hall, Tim Guinee, Clarke Peters, Vanessa Bell Calloway, Tory Kittles
  • Duración: 125 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Universal
  • EE.UU. (Harriet), 2019
  • Estreno: 6.3.2020
Reseña Panorama
s
Cristina Abad
Periodista. Máster en Guion, Narrativa y Creatividad Audiovisual por la Universidad de Sevilla