La reina Victoria: Reina por 64 años

Curiosos coproductores los de esta película: nada menos que Sarah Fer­guson y Martin Scorsese. La inglesa Emily Blunt (recuerden su graciosa caracterización de secretaria de la terrible Mi­randa en El diablo viste de Prada) asume el regio papel y lo hace creíble. La cin­ta no va a más y se queda cortita no por culpa del reparto, sino por el guión de Julian Fellowes, el veterano actor y libretista que cuenta en esta última faceta con títulos como Gosford Park de Altman y La feria de las vanidades, aquella versión de la india Mira Nair del clásico de Thacke­ray que protagonizó Reese Wi­thers­poon. Fe­llowes no consigue afilar las aristas de su historia, preñada de posibilidades, que queda roma y pide a gritos energía y vibración. También se intuye que al director la historia le cae demasiado lejos de C.R.A.Z.Y.

La puesta en escena es buena, el reparto tiene mucha altura y el equipo cuenta con gente de altísimo nivel (el fo­tógrafo de La vida de los otros, el montador de Moulin Rouge, uf, uf). Pero la cosa no llega como debería llegar. Parece claro que la vida de Victoria es mucho más sugestiva a partir del momento en que la película termina y nos colocan los proverbiales rótulos contando todas las cosas interesantes que nos vamos a perder, porque los productores no han tenido agallas para hacer una película protagonizada por una señorona de negro zarandeada por mil tragedias (menudo personaje para Emma Thompson o para Julie Christie, sólo de pensarlo es entusiasmante). Pero bueno, queda una cosita agradable.

Ficha Técnica

  • Reino Unido (The Young Victoria, 2009)
  • Hagen Bogdanski
  • Jill Bilcock, Matt Garner
  • Ilan Eshkeri
  • Aurum
  • 100 minutos
  • Jóvenes
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor