Sueños de una escritora en Nueva York: El misterio de Salinger

· Crítica de Sueños de una escritora en Nueva York | Estreno 4 de junio de 2021.
· Los decorados, la fotografía -leve color sepia- crean la entrañable ilusión de época. Los actores, también los secundarios, están bien escogidos.

Nueva York, finales de los años 1990. Joanna Rakoff, aspirante a escritora profesional, consigue que una importante editorial neoyorquina la contrate. En realidad su trabajo es el de una simple secretaria cuya principal tarea es responder a las cartas de los fans de J.D. Salinger, el misterioso y mítico autor de El guardián entre el centeno. La editorial, o Margaret, su directora, es enemiga de las innovaciones técnicas y de escritores entre sus empleados. Desea además que las respuestas a las cartas sean asépticas e impersonales. Joanna, que lee las cartas, no puede responderlas siguiendo esas instrucciones. La película, próxima al libro autobiográfico que la inspira, recrea aquella época en aquel Nueva York tan próximo y tan diferente, y recorre el camino hacia la madurez de una joven llegada a la gran ciudad cargada de sueños. Finalmente tendrá que elegir entre el riesgo que conlleva su vocación de escritora y la seguridad de un trabajo de oficina.

- Anuncio -

Philippe Falardeau (Profesor Lazhar) ha realizado una obra agradable que rebosa encanto. En primer lugar, al realizar una bella reconstrucción de época que respira nostalgia por todas partes y hace anhelar una vida más reposada que la nuestra. La protagonista se presenta mirando a la cámara; una joven, inteligente y audaz, pero falta de experiencia a quien su trabajo -su jefa- prohíbe cumplir sus sueños. Inmediatamente sabemos que no obedecerá. La película enfrentará continuamente a la heroína con su jefa, lo que también es un duelo entre la joven Margaret Qualley, mezcla de inocencia y picardía, y la veterana Sigourney Weaver, en un papel que domina de sobra, el de jefa arisca y mandona. Representan también el nuevo y viejo mundo al que se aferra la editorial de Margaret, el de las prisas frente a la calma, el de la máquina de escribir frente al ordenador.

Los decorados, la fotografía -leve color sepia- crean la entrañable ilusión de época. Los actores, también los secundarios, están bien escogidos. A ello hay que añadir un pequeño enigma, el del propio Salinger. El célebre y enigmático escritor se muestra esquivo, aparece primero solo como sujeto a quien escriben cartas, luego le oímos por teléfono, finalmente esperamos verle. Al final, casi lo lograremos. Su presencia, su personalidad, las ideas de El guardián entre el centeno hacen avanzar la historia y este detalle, junto al trabajo de ambientación, es lo mejor del relato. El resto es una película correcta y amable, con algún detalle visual interesante. Solo cabe lamentar que Sueños de una escritora en Nueva York podría tener más gancho, haber dado más de sí, y que a Joanna le han puesto un novio muy poca cosa, como si fuera necesario para realzarla mujer, y no hacía ninguna falta.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Sara Mishara
  • Montaje: Frédérique Broos, Mary Finlay
  • Música: Martin Léon
  • Duración: 101 min.
  • Público adecuado: +14 años
  • Distribuidora: A Contracorriente
  • Canadá, EE.UU., Irlanda (My Salinger Year), 2020
  • Estreno: 4.6.2021
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.