Allá por el año 1912, en la revista All Story Magazine -de la mano de Edgar Rice Burroughs- nace un héroe lla­mado Tarzán. Su salto al cine fue casi inmediato, y desde entonces hasta hoy más de 70 películas y series han abordado al famoso hombre-mono. En esta lista destacamos las 10 mejores películas de Tarzán.

Tarzán de los monos (Scott Sidney, 1918)

En esta primera adaptación, aún en cine mudo, la historia se centra en la etapa más infantil y juvenil del personaje, y cómo es adoptado por un grupo de gorilas tras perder a sus padres en la selva. Aunque aún faltaba mucho por desarrollar, en esta película de 73 minutos ya se establecieron muchas bases de las siguientes propuestas.

Tarzán de los monos (W.S. Van Dyke, 1932)

El famoso nadador (ganador de 6 medallas olímpicas) y actor de origen austriaco Johnny Weissmüller se estrena en la interpretación de Tarzán (haría posteriormente 11 películas más) con esta cinta en la que también se estableció a su acompañante Jane: Maureen O’Sullivan. La historia se inicia con los aventureros Parker y Holt, quienes organizan una expedición a África para encontrar marfil.

Tarzán y su hijo (Richard Thorpe, 1939)

Con esta película se completa la familia de la selva con la llegada de Boy (Johnny Sheffield), un niño pequeño que sobrevive a un accidente de avión. Jane y Tarzan lo adoptan y lo tratan como su hijo, pero años más tarde una expedición va en su búsqueda para regresar con él a la civilización, ya que se trata de un rico heredero.

Tarzán
Johnny Weissmüller, Maureen O’Sullivan y Johnny Sheffield, junto a la famosa Chita.

Tarzán en Nueva York (Richard Thorpe, 1942)

Boy, que cree que sus padres han muerto, es secuestrado por el dueño de un circo para actuar en su espectáculo de Nueva York. Tarzan y Jane le siguen los pasos hasta la Gran Manzana, donde el rey de la selva está fuera de su ambiente habitual y rodeado de más peligros casi que en la propia jungla.

Tarzán, furia salvaje (Cy Endfield, 1952)

Quizá la mejor versión de Lex Barker (protagonizó cuatro películas más) como Tarzán. En esta ocasión, dos aventureros intentan engañarle para que les lleve a una mina de diamantes, mencionada en su diario por Lord Greystoke, el padre de Tarzán, y que según los dos socios es imprescindible para la seguridad de Inglaterra. 

Tarzán el justiciero (Robert Day, 1960)

Otro actor que también se puso, en varias ocasiones, en la piel del hombre-mono fue Gordon Scott, y precisamente en esta su última película como tal ofreció una entretenida historia en la que Tarzán se enfrenta a una banda de atracadores de bancos que, en uno de los asaltos, asesinan a uno de sus mejores amigos.

Greystoke, la leyenda de Tarzán (1984)
Greystoke, la leyenda de Tarzán (1984)

Greystoke, la leyenda de Tarzán (Hugh Hudson, 1984)

Personal adaptación del guionista Robert Towne (que le valió una nominación al Oscar), donde el heredero de la familia Greystoke, John Clayton, es adoptado por una tribu de simios, entre los que vive durante muchos años. Descubierto por el Capitán D’Arnot, el joven Tarzán (Christopher Lambert) es llevado a Inglaterra, presentado a su familia y educado de acuerdo a su rango.

Tarzán, de Kevin Lima y Chris Buck
Tarzán, de Kevin Lima y Chris Buck

Tarzán (Kevin Lima, Chris Buck, 1999)

Disney entra en juego con esta versión animada, ganadora del Oscar y el Globo de Oro a la mejor canción original (Phil Collins). La historia, adaptada para los más pequeños, se centra en la crianza de Tarzán entre un grupo de gorilas en mitad de la selva, pero aparece Jane y el descubrimiento del mundo al que verdad pertenece… Lee aquí la crítica completa

Tarzán (Reinhard Klooss, 2013)

Versión alemana de animación que actualiza los personajes, además de aportar una espectacular llegada de un meteorito al inicio de la película, el 3D resultón en los múltiples viajes aéreos y la técnica motion capture utilizada -se rueda con actores, que llevan sensores de movimiento que el ordenador reproduce-… Lee aquí la crítica completa

Tarzán (2013)
Tarzán (2013)

La leyenda de Tarzán (David Yates, 2016)

Última gran producción que comienza con un prólogo: un malvado sin escrúpulos, enviado por el rey Leopoldo II, va a apoderarse de los diamantes del Congo. Luego llega a un acuerdo con una tribu indígena, les dejarán los diamantes si les trae a Tarzán, quien vive en Inglaterra, con su mujer, Jane. Una invitación oficial del Rey Leopoldo le lleva al Congo, donde vivirá nuevas aventuras y tendrá que combatir tribus locales, animales salvajes y temibles europeos sin escrúpulos… Lee aquí la crítica completa