Tim Burton: «Los cuentos de hadas tocan todos los extremos»

El director de "Sweeney Todd, el diabólico barbero de la calle Fleet" presentó la película en Madrid en una concurrida y amena rueda de prensa

Johnny Depp y Hele­na Bohan Carter en Sweeney Todd
Johnny Depp y Hele­na Bohan Carter en Sweeney Todd

Tim Burton: «Los cuentos de hadas tocan todos los extremos»

Después de confesar que nunca ha sido un apasionado del género musical, Tim Burton reconoció que la música ha sido su ayudante de dirección: «Tener música en el rodaje es algo estimulante y novedoso: la mezcla de belleza y emotividad, combinada con el horror y el amor. Fueron las propias canciones las que iban marcando cómo tenían que interpretar los actores e incluso cómo moverse por los escenarios: escenarios reales, dejando a un lado la pantalla verde”.

Burton alabó el trabajo de su amigo y colaborador Johnny Depp: “Hay una cierta conexión… sí -señala el realizador-, pero es como haber trabajado con seis personas distintas. Aunque para muchos es el típico galán protagonista, para mí es un actor de rol, de personaje. Creo sinceramente que éste ha sido su papel ideal y supone un paso más en su carrera como actor».

Depp había tenido ya contacto con la música en la década de los ochenta, cuando tocaba la guitarra en un grupo llamado The Kids y de vez en cuando hacía coros, pero nunca había cantado una canción entera. Por eso, el protagonista de Piratas del Caribe no tenía todo a su favor cuando Burton le propuso participar en este nuevo reto. De todas formas, fue el único que se libró del casting: «Excepto Johnny -señala Burton-, todos tuvieron que hacer un casting, incluso mi mujer; Sondheim escogió finalmente a los que mejor interpretaban las canciones».

Tim Burton reconoce que le encanta la fantasía: “Los cuentos de hadas tocan todos los extremos: la muerte y la vida, lo oscuro y lo claro, el amor y el engaño… La vida es una mezcla de todas estas cosas. Lo encontramos en las fábulas y en los cuentos”.

En cuanto al público de su película, Burton sigue siendo Burton: “Mi película sí es para niños: niños extraños… y para algún que otro perro”.

La historia de Sweeney Todd

«Creo que el motivo de que Sweeney Todd haya aguantado durante 150 años se debe a que es realmente una buena historia… una historia muy emocionante.  Es un relato sobre la venganza y cómo esa venganza se devora a sí misma», dice Stephen Sondheim, el creador del aclamado musical teatral Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street. «En ese sentido es una tragedia en la clásica tradición sobre alguien que quiere vengarse y termina destruyéndose a sí mismo».

«Además del hecho de que indiscutiblemente tiene la mejor música que cualquier otro musical de los últimos 50 años, la razón de que Sweeney sea todo un clásico es porque, a pesar de los asesinatos y violencia, tiene que ver con el amor perdido», añade Walter Parkes, uno de los productores de la película. «Mezcla nuestros impulsos más violentos con nuestra mayor ternura. Y de la colisión de estas  cualidades es de donde surge su abrumadora fuerza».

Y el motivo de que Sweeney Todd destaca de otras historias es por la sólida esencia emocional de la historia. «La clave de Sweeney Todd es la emoción», dice el guionista John Logan. «Es una historia muy apasionada sobre un hombre que es vilipendiado y busca venganza. Y en el proceso para alcanzar la venganza, se vuelve loco. También es sobre una mujer que está enamorada de él, que lo anhela pero que no puede tener una relación con él. Y también es sobre una jovencita, criada por un padrastro brutal que trata de encontrar el amor y la felicidad. Todos esos caudales emocionales colisionan en Sweeney Todd, y el hecho de  estar acrecentado por la música y las canciones lo hace todo mucho más exuberantemente romántico. Pero, en el fondo, es una historiade amor oscura y muy apasionada».

Belén Heydt

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año