Crítica de Yo, Tonya

Estamos ante una de las mejores películas-retrato del cine del siglo XXI


Crítica de Yo, Tonya

Crítica de Yo, Tonya | Alberto Fijo, crítico y director de FilaSiete, nos da su primera impresión de Yo, Tonya, la última película de Craig Gillespie (Lars y una chica de verdad, El chico del millón de dólares), y nominada a 3 Oscar, que se estrena hoy viernes 23 de febrero.

Como dice Fernando Gil Delgado en su crítica, en esta película el director «afronta el relato en forma de falso documen­tal, mezclando material real de época -entrevistas, reportajes, filmaciones- con otros reconstruidos, creando un conjunto homogéneo de una sorprendente solidez. Es ver­daderamente asombroso que la cinta se haya roda­do en 30 días… eso significa que han ido a toma por plano o casi… lo que implica un gran oficio y talento a rau­da­les por parte de todo el equipo técnico y artístico…» Y «el retrato resultante es, en suma, un prodigio, que igua­la o supera a los mejores Coen y le da sopas con on­das a cintas muy premiadas sobre deporte, sudor y lágrimas. Estamos ante una de las mejores películas-retrato del cine del siglo XXI. Mucho tiene que ver el audaz montaje de Tatiana S. Riegel, que dispone las piezas del relato con una sagacidad que te deja bizco por la flui­dez y la precisión del discurso: Tonya es una luchadora estoica que sabe que la vida es dura, lo acepta y no se rinde..»

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año