Inicio Películas Al aire, patos

Al aire, patos

Cinta de animación china, firmada por el norteamericano Christopher Jenkins (Locos por el surf, Hércules), dirigida a los más pequeños

173
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (1 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 2,00 sobre 5)
Cargando…
portada
Al aire, patos

· Al aire, patos entretiene y, en algunos momentos, es realmente graciosa, mérito del equipo de doblaje, que hace un buen trabajo, y por la expresividad de los dibujos.

Gansadas y patochadas

Al aire, patos cuenta la historia de Max, un joven con mucho talento pero egoísta, irresponsable, vividor y rompecorazones; y de cómo fi­nalmente maduró gracias a Chao y Chi, un par de huerfanitos que se co­laron bajo sus alas. Hay que decir que Max es un ganso y que Chao y Chi son dos patitos. Max no acepta las normas que afectan a la bandada, ni volar en formación, ni cuidar de los demás, ni hace caso de los con­sejos; pero un día se lesionó un ala y vio partir a los suyos a tierras cá­lidas. Entonces se encuentra con Chao y Chi, dos patitos de tan solo unos días, y parten juntos, a pie, a reu­nirse con los suyos. El viaje será acci­dentado. Conviene advertir que Chao y Chi son listos y maliciosos, y da­rán bastante trabajo a Max.

Al aire, patos es una comedia de ani­mación china dirigida por Christopher Jenkins, animador que trabajó en Locos por el surf, Atlantis: el imperio perdido o Hércules. Esta película es su primer trabajo como di­rec­tor. La cinta, sin ser Disney o Pi­xar, tiene buena factura y el tono de­senfadado y didáctico de los productos de Hollywood para niños.

La historia no es original: el proceso/viaje a la maduración de un jo­ven egoísta a través de unas aventuras, que le enseñan a pensar en los demás, es de sobra conocido. Lo que cuenta es la gracia que tienen las diversas aventuras, la oposición en­tre los dos ingenuos peques y el gan­so egoísta, y los diálogos, en ge­neral. Hay que decir que Jenkins aprue­ba sin problemas; la película en­tretiene, y en algunos momentos es realmente graciosa. Sin duda, par­te del mérito es del equipo de do­blaje que hace un buen trabajo, pe­ro también a la expresividad de los dibujos.

Los fondos, China, sin prodigarse son bellos y originales; la banda so­nora resulta muy simple. Un producto simpático para pequeños.

Reseña Panorama
s
Compartir
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.