Advertisement
Advertisement
Advertisement

Paloma Romera de Landa

Biografía

23 Publicaciones

Últimos artículos

Los actores

Los actores: Actores crudos envasados al vacío El cine se preocupa por sus actores, ya sea...

Los Tenenbaums

Los Tenenbaums: Síndrome Peter Pan Cuando parecía que estaba todo inventado y que un tema...

Vatel

Vatel: Arquitectura efímera "La vida -Lorca dixit- es una tragedia para aquellos que sienten y...

Un crimen en el paraíso

Un crimen en el paraíso: Peleas cómicas Grita la señorita Julia a Juan en una...

Bolivia

Bolivia: Inmigración al límite Observar la realidad desde la realidad. Eso es lo que hace...

Encadenados

Encadenados es la elegancia de la cámara abriendo la mano de Bergman, la incertidumbre...

Un final made en Hollywood

Un final en Hollywood: Made in allen Como en Balas sobre Broadway, la estrategia que...

50 años del Festival de San Sebastián

En este 2002 se cumplen 50 años del Festival de San Sebastián, medio siglo...

Lugares comunes

Lugares comunes: Abrázame fuerte Lugares comunes | Un locuaz título para una linda y triste película,...

Camino a la perdición

Camino a la perdición: Vuelve (arrollando) el cine negro Hace 58 años Wilder también asoció...

La curva de la felicidad

La curva de la felicidad: La felicidad es el camino A veces las personas parecen...

Fuera del mundo

Fuera del mundo: Gente normal, gente sola Humphrey Bogart sentencia en Cayo Largo: "En la...

En tierra de nadie

En tierra de nadie: Cualquier guerra Hay datos, comentarios o decisiones que por increíbles provocan risa:...

La cuadrilla

La cuadrilla: Tanta injusticia... Desde Tiempos modernos (Chaplin) hasta Billy Elliot (Stephen Daldry), pasando por La...

Alí

Alí: Cuadrilátera arrogancia Alí sin la cámara mágica de Michael Mann sería un garabato de...

Kandahar

Kandahar: Crónica de una mujer afgana A veces, el cine es la voz de vidas...

La Bicicleta de Pekín

La bicicleta de Pekín: La constancia de Xiaoshuai Cuando uno sale admirado de ver Doctor...

La ciénaga

La ciénaga: Martel nos deja sin respiración Silencio sepulcral. Espec­tadores clavados en sus butacas. Desde...