Águila Roja. La película: Tele eras y… tele sigues siendo

Antes que nada, dos datos de Águila Roja: no soy seguidora de la serie y, después de ver la película, tengo pocas ganas de animarme. A pesar de ser la serie española más cara y de contar con una audiencia media de cuatro millones de espectadores, Águila Roja no me llamó la atención en su momento, y tampoco lo hace ahora, como no sea para preguntarme por qué tiene ese éxito.

La película gira en torno a un complot internacional para destruir el reino de España, mientras Águila Roja se debate entre sus deberes de padre y sus heroicidades de justiciero. La hilera de personajes históricos que circulan por la cinta es sólo el inicio de una oleada de sandeces que los guionistas escriben y los actores interpretan como pueden.

Nada que no hayamos visto hasta la saciedad: corrupción de monarcas y de la Iglesia por aquí, el desnudo de rigor en el río por allá, cientos de anacronismos y algún que otro periplo de los que producen risa cuando se supone que habría que llorar.

Como cabría esperar, todo es muy televisivo: desde el guión sensacionalista, hasta el montaje excesivamente fragmentado. La acción dramática quizás estaría bien para un episodio de la serie, pero no da para sostener los ochenta minutos de metraje. Las interpretaciones oscilan entre lo ridículo y lo aceptable, destacando a David Janer y a Javier Gutiérrez (amo y criado respectivamente).

De una película basada en una serie así de exitosa, cabría esperar un poco más de esmero, un poco más de imaginación. En suma, una película sencillamente decente. A fe mía, no lo es.

Lo mejor: A ratos, la ambientación.

Lo peor: Un guión de terceras rebajas.

Águila roja. La película (2011)
Águila roja. La película (2011), de José Ramón Ayerra

Ficha Técnica

  • Fotografía: Adolfo Hernández
  • Montaje: Arturo Barahona
  • Música: Daniel Sánchez de la Hera
  • País: España
  • Duración: 80 minutos
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Fox
  • Estreno en España: 20/04/2011

Águila Roja. La película (2011)

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año