La joven del agua: Porque no es tan sencillo contar bien un cuento

Érase una vez un apañado padre de familia que trataba de dormir con un cuento a sus hijas pequeñas: “¿Sabéis que álguien vive dentro de la piscina?”. Cualquier otro padre con semejante comienzo hubiera condenado a sus hijos a una noche de insomnio, pero la dichosa historia en manos de uno de los cineastas más interesantes del momento, el realizador indio M. Night Shyamalan (El sexto sentido, Señales, El bosque), fue creciendo hasta convertirse en su séptima película: La joven del agua.

Shyamalan nos cuenta esta vez una leyenda fantástica que tiene su epicentro en la pequeña piscina de una urbanización. El encargado de mantener la limpieza y el orden de las instalaciones es Cleveland, un pobre hom­bre tartamudo marcado por una horrible desgracia familiar. Una noche encuentra en la piscina a Story, una narf -especie de ninfa- que, para volver a su mágico mundo, necesitará la ayuda no sólo de Cleveland, sino del resto de los inquilinos de la urbanización.

- Anuncio -

La estructura narrativa de la película -que empieza con una voz en off– y la aparente sencillez del guión no le impiden a Shyama­lan entrar en algunos de sus temas favoritos como la fuerza de las creencias, la necesidad de vencer el miedo y, por supuesto, la importancia de descubrir la función que tenemos en el mundo.

En este caso, como el propio realizador indio confiesa, su visión del ser humano es más positiva que en El bosque. Efectivamen­te, además de una presencia más acusada de la ironía y el humor (por poner sólo un ejemplo, el retrato del crítico de cine es sencillamente genial), hay un hilo de optimismo que recorre la película y que contagia al espectador, siempre que éste entre en la historia y se deje contagiar. Porque aquí -como en algunos de sus títulos anteriores-  puede estar el problema. Shyamalan hace una propuesta rápida: una historia muy personal, en la que vuel­ca parte de su visión del mundo, servida en formato de fantasía y terror. O dicho de otro modo, la especialidad de la casa: cine de autor disfrazado de cine de género. Ante esta propuesta, el espectador puede entrar -casi todos entraron en El sexto sentido– o no hacerlo -como pasó en El protegido-, como ya ha sucedido en EE.UU. con esta película.

De todas formas, para quien no quiera -o pueda- entrar en la historia de la ninfa atrapada en el bloque de pisos, queda un recital de cine, un auténtico trabajo de equipo -como el rescate de la narf- en el que destaca una magistral puesta en escena, la sensacional fotografía de Christopher Doyle (In the mood for love, Hero), el diseño de producción de Martin Childs (Shakespeare in love) y unas magníficas interpretaciones, no sólo de Paul Giamatti y Bryce Dallas Howard, sino del resto de los conseguidísimos secundarios.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Lady in the Water, 2006)
  • Fotografía: Christopher Doyle
  • Montaje: Barbara Tulliver
  • Música: James Newton Howard
  • Distribuidora: Warner
  • Estreno en España: 25.08.2006
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año