· Más de diez años después de su última película (El maullido del gato) Peter Bogdanovich realiza una nueva comedia disparatada que prueba que no ha cambiado nada.

Pasión por los clásicos

Una reportera entrevista a la actriz Isabella Patterson, y ésta cuenta -a golpe de flashes back- la disparatada cadena de acontecimientos que la sacó de la vida de call girl y la convirtió en una estrella de cine: un cliente agradecido le dio una importante suma de dinero «para que abandonara esa profesión». Como su sueño era ser actriz, se presentó a una prueba que había organizado el importante director de teatro Arnold Albertson para su próxima producción, el papel era de prostituta. Allí descubrió que su benefactor no era otro que el propio Arnold Albertson, y su rival en escena la esposa del mismo.

Lío en Broadway es Peter Bogdanovich en estado puro, es decir, una comedia de enredo de corte clásico, que recuerda y hace homenaje a las viejas comedias de los años treinta y cuarenta, que son el cine que Bogdanovich ama y siempre le sirve de referencia. Desde el primer cartel que es una petición de principios y va acompañado por la canción Cheek to Cheek, hasta las imágenes de una película de Lubitsch que aparecen al final, pasando por citas de sus propias películas, sobre todo de ¿Qué me pasa doctor?, todo es clásico, todo es Bogdanovich, todo es amor por el cine. Y no cabe duda de que este director cinéfilo maneja la cámara, los tiempos y los actores de maravilla; la risa está servida gracias a un reparto no solo acertado, sino entregado a la causa: además de la desenvoltura de la protagonista Imogen Poots, nunca habíamos visto a Jennifer Aniston tan acertada y graciosa desde que dejó Friends; Owen Wilson realiza su segunda mejor interpretación (la primera fue con Woody Allen) y así todos. Los diálogos son chispeantes, el guion lo escribió hace quince años el propio director con Louise Stratten, entonces su mujer. Bogdanovich además sabe ser elegante al estilo Lubitsch, y mantiene las formas, aunque trate un tema delicado.

Pero el placer de ver otra cinta de este director es semejante al de ver el esqueleto de un dinosaurio en un museo. La película no es tan rompedora como para relanzar la carrera de Bogdanovich -autor que habitualmente no ha conseguido el éxito que merecía- y la culpa es suya: él ha realizado la comedia que gustaría al público de los años treinta y cuarenta, no al del siglo XXI, en todo momento nos damos cuenta de que estamos viendo algo antiguo. Tal vez sería deseable que se realizaran más comedias como esta, lo cierto es que ya hace cuarenta años ¿Qué me pasa doctor? no marcó una tendencia a pesar de su arrollador éxito.

Fernando Gil-Delgado

Ficha Técnica

  • Dirección: Peter Bogdanovich
  • Guion: P. Bogdanovich, Louise Stratten
  • Fotografía: Yaron Orbach
  • Montaje: Nick Moore, Pax Wassermann
  • Música: Ed Shearmur
  • Intérpretes: Owen Wilson, Imogen Poots, Kathryn Hahn, Jennifer Aniston, Rhys Ifans, Will Forte, Tatum O’Neal, Cybill Shepherd
  • Duración: 93 min.
  • Distribuidora: Emon
  • Público adecuado: +16 años (D-)
  • EE.UU. (She’s Funny that Way), 2014.
  • Estreno en España: 24.7.2015
Reseña Panorama
w
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.