Plan de vuelo: desaparecida | Un sólido thriller

Una mujer acaba de enviudar en circunstancias dramáticas y viaja desde Berlín hasta Nueva York para enterrar a su marido y empezar una nueva vida. Con ella va su hija de 6 años. Y la niña se pierde en pleno vuelo… Todo indica que la madre está trastornada porque nadie ha visto a la niña, pero el capitán del avión y el responsable de la seguridad dan crédito a la angustiada madre.

Plan de vuelo: desaparecida es un sólido thriller psicológico del alemán de 37 años Robert Schwentke (Tattoo), que ha contado con un gran reparto y una cuidadísima puesta en escena (decorados, sonido, fotogra­fía) que mezcla elementos ya usados en películas recientes como Mis­teriosa obsesión y La habitación del pá­ni­co. Jodie Foster, es­plén­di­da en su madurez, vuelve a demostrar su enorme talento, y cuenta con la colaboración de dos estupendos actores, Sean Bean y Peter Sars­gaard. El coguionista Billy Ray (La guerra de Hart, Sospechoso Cero) se estrenó en la dirección con la reciente El precio de la verdad, aquella sobre el caso del periodista trolero.

El diseño de producción de la cinta es tan minucioso que ayuda a irse metiendo en una trama de lo más inverosímil, caracterizada por un clima de opresión que no cesa de crecer. La planificación, la iluminación y el esmero de los decorados potencian la at­mósfera inquietante de una película con un guión muy justo que, como todas las de este género de rompecabezas (Cellular es la más reciente), se vendrían abajo de no contar con buenos actores y una realización efectista.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Flightplan, 2005)
  • Fotografía: Florian Ballhaus
  • Montaje: Thom Noble
  • Música: James Horner
  • Distribuidora: Buena Vista
  • Estreno en España: 25.11.2005
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año