Crimen perfecto: Buena intriga estilo Hitchcock

Un jugador de tenis con pocos escrúpulos, y ya retirado de la competición, prepara el asesinato de su bella y rica esposa porque tiene la firme sospecha que le es infiel, aunque realmente lo que le interesa es heredar su gran fortuna. Para llevar a cabo su macabro plan, consigue chantajear a un antiguo compañero de universidad y lo convence para que, en su ausencia, entre en la casa y mate a su mujer.

Como indica en su crítica de FilaSiete Cristina Abad, «el mago del suspense supo hacer del libreto de Dial M for murder, obra teatral de Frederick Knott, guio­nizada por el propio dramatur­go inglés, una buena simbiosis en­tre teatro y cine y un concentrado de intriga muy a su estilo, con asesinato y falso culpable, un malo, gentleman cínico y calculador -el ma­rido protagonizado por Ray Milland-, y un plan que parece perfecto, pero que tiene sus fallas, y con las que Hitch juega a despistar -y a marear- al espectador».

- Anuncio -Advertisement Los Faberlman

Grace Kelly, que actúa por primera vez para Hitch en esta película, está deslumbrante en su sen­sualidad y fragilidad. En Crimen perfecto aparecen, además, muchos de los temas preferidos del director británico, como el falso culpable (que se desarrolla también en 39 escalones, Yo confieso o Extraños en un tren) o los famosos MacGuffin (las tijeras, las cartas, las llaves).

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Dial M for Murder, 1954)
  • Fotografía: Robert Burks
  • Montaje: Rudi Fehr
  • Música: Dimitri Tiomkin
  • Distribuidora DVD: Warner
  • Duración: 105 min.
  • Público adecuado: +16 años
Suscríbete a la revista FilaSiete